Seguidores

2.8.13

Cuarteto de nos en Río cuarto [O1O82O13] :D

Me desperté temprano sabiendo que me esperaba un gran día.
En el colegio presentamos un trailer en teatro, un trabajo en geografía (que al final lo hicimos ahí) y en matemática intentamos hacer las actividades que nos dio el profe. En esa última hora los tenía a todos mis compañeros burlándose de la gente que era "fan del Cuarteto" y que "no sabían qué tanto le veían, si no eran buenos", además de analizar una y otra vez una frase de "Invierno del '92" ("con lentes negros de noche pareces un nazi"). Mientras, yo hacía mis actividades, sin hacer comentario. Solamente esperaba la tarde.
Al llegar a casa comí y llamé a mis primas para ver si nos íbamos a juntar en el centro. De las 2, iba a ir una, Anto, y nos íbamos a encontrar a las 17:00 en la catedral. Yo iba a ir antes para imprimir un trabajo de filosofía.
Como siempre, salí tarde de mi casa y solamente me quedaba irme caminando. Llegué al lugar, la llamé, cambiamos el punto de encuentro, fui, la esperé y nos fuimos hacia Elvis; "¿vos pensás que los vas a conocer?", "estoy segura que sí, espere mucho para este momento". Mi otra prima, Juli, avisó que estaba libre y que podía ir. Esperamos en esa esquina un buen rato, vimos entrar a 2 personas. "A la tercera es la vencida", dijimos. Eran las 18:00. Llegó Juli y nos fuimos a imprimir mi trabajo. Estuvimos un buen rato ahí, hasta que volvimos y al llegar vimos que había un hombre tocando timbre. Recordando lo que habíamos dicho antes y con un poco de vergüenza fui a preguntarle si sabía a que hora iban a llegar, "me dijeron que a las 7, porque tengo que hacerles una entrevista para la radio", "Ah, ok, ¡muchas gracias!".
Hicimos tiempo. Fuimos a 2 librerías y a la pizzería a esperar. Yo miraba por todos lados mientras cruzábamos la plaza para ver si los veía por ahí caminando, pero no, nada. 
A las 18:40 decidimos volver. Esperamos un buen rato en la esquina hasta que Juli se cansó y se cruzó a comprar chicles. Mientras, nosotras mirábamos por la cerradura de la entrada para ver si veíamos algo, hasta que sentimos que la puerta se abría. Nos corrimos y vimos que salió el Topo y Santi. M. Yo lo miré al primero y pegué un grito cortito, él me miró y también pegó un gritito y después se río. Nos reímos. Le dije 'Hola' y lo abracé, saludé a Santi con la mano y les pregunté donde estaba el resto, "tienen que estar llegando ahora a las 7", me dijo Topo, y así nos quedamos charlando un rato, les conté que estuve 5 años esperando este momento y que la vez que tuve la oportunidad de venir pero mi hermano se mandó una cagada y así, hasta que la chica que los acompañaba dijo que ya se tenían que ir.
Mientras los veíamos irse caminando empezamos a gritar y a decir a los gritos lo geniales que eran y yo a decir que no había abrazado a Santi y muchas cosas más. Llegó Juli y le contamos todo lo que había pasado. Llamé a mi mamá de la emoción y le conté todo lo que había pasado, casi me mata porque yo gritaba y pensaba que me había pasado algo grave jajaja. Esperamos a que volvieran, mientras nos preparábamos para cuando llegara el resto. Yo en mi mente pensaba que al fin estaba pasando todo esto, que valió la pena esperar.
Hacía frío, bah, había una brisa fresca. Mis primas se quejaban de eso, pero yo no, yo iba procesando todo lo que estaba pasando en mi mente, no tenía tiempo de pensar en el frío.
Vimos como volvían con una torta en la mano, mientras yo sacaba la cámara, lista para sacarme una foto con ellos. Abracé a Santi de una vez por todas y nos sacamos cada una una foto con ellos. Mi mano temblaba, fue la primera vez que le agradecía al flash por existir.

Entraron y seguimos esperando. Se ponía cada vez más de noche y más frío. Yo estaba desesperando, tenía ganas de llorar y temblaba.
Hasta que los vimos, venían Rober, Alvin y Santi. T, acompañados de un tipo. Empecé a temblar cada vez más, estaban cada vez más cerca. No me acuerdo si salté o grité, solamente recuerdo mi mente en blanco. También recuerdo a Anto o Juli que me dijo, "¡largáte a llorar así nos dejan entrar a la prueba de sonido!" y yo "¡calláte boluda, que ya estoy llorando!". Hasta que estaban por cruzar y empecé a largar lágrimas, pero me contuve, me sequé y espere a que terminaran de cruzar. Cuando los tuve a dos pasos empecé a sollozar de nuevo, no podía creerlo, ¡los tenía ahí, al frente mío!
Al primero que saludé fue a Alvin, después a Rober y por último a Santi (estaban en ese orden). Me puse a charlar con Alvin:
-  ¡Yo charlé con vos por Facebook! - Lo abrazo.
+ Esperá... ¿cómo te llamas?.
- Em, Juli Benavidez.
+ ¡Ah! ¡sos vos!.
- Sii.
+ (hacia Rober) ¡Es mi amiga personal de Facebook!
añslfjkdfgdkfasfjdskghfsjkddsfksafksdgfkgj ¡morí!
Rober: Que raro.
Jajajajajajajajaja me acuerdo de ese momento y me da risa. Yo ahí hablando con ellos, con ganas de llorar, Alvin con esa sonrisa, Rober medio serio y Santi mirando como asustado jajaja. Mis primas los saludaron, nos sacamos las fotos y alcancé a sacar el papel que había impreso horas antes, junto con la lapicera.


Ni me acuerdo qué les dije, solamente que le di la lapicera a Rober y la lapicera no andaba, él se la dio a Santi y tampoco:
- Bueno, no anda, quedó como grabado. - Con esa vos que asfñakdsfjsldfkf (no es de enamorada, aclaro, es que tiene un acentito raro pero lindo asñdkdfjdslgk).
Apareció Alvin de no se donde (si de adentro o de atrás mío) y como veía que la puta lapicera no andaba ni con él me dijo: "esperame que voy a buscar algo que ande", "dale, dale, ¡fijate si los ves a Santi y al Topo!", alcancé a decirle mientras se iba. Como dejaron la puerta abierta, nos pusimos a mirar hacia adentro, observando todo, estaba oscuro. Charlamos un rato hasta que vimos la punta del cigarrillo encendido que tenía Alvin: venía a entregarme la foto firmada por ellos 3: 
+ No vi al resto de los chicos, perdón.
- No, está bien, ¡gracias!, ¡sos groso!.
+ (sonríe) gracias a vos -con la puerta en la mano- bueno -cerrando de a poco- tengo que cerrar.
- Chau.

No puedo explicar la sensación que sentía al recordar lo que había pasado, al recordar todo lo que había vivido durante estos 5 años, todo lo que hicieron por mí casi sin saberlo (no me arrepiento de no haberle dicho lo que había prometido, porque si lo hacía no iba a aguantar más las ganas de llorar).
¡Lloré!, ¡ustedes vieran cómo lloraba! y mis primas ahí "no llores Juli" y yo "no, no puedo". Me sequé un poco y las abracé, les dije algo como "gracias por compartir este momento conmigo". 
Cada una se fue para su lado, ellas hacia el norte, yo hacia el sur. Iba llorando, con la mente en blanco, la gente pasaba y me miraba, algunos con lástima y otros haciéndose los que no veían nada. Yo iba feliz, si me calmaba un poco a los segundos volvía a llorar. Lo único que recordaba era el camino hacia casa, pero como estaba oscuro fui a esperar el colectivo. Me tomé el 5, el colectivero me preguntó "¿cómo anda?" y tenía ganas de decirle "feliz", pero solamente alcancé a decir "bien" y "gracias" cuando me dio el vuelto. Me acomodé al medio, entre la gente, con la capucha puesta. Iba parada pero no me importaba. Busqué los auriculares y el celular, había dejado a medio escuchar "El karaoke de mi noviecita", la terminé de escuchar y seguí escuchando a esta banda que acababa de conocer, feliz, completa.
Bajé a una cuadra de mi casa. Todo lo que hice caminando desde Elvis hasta mi casa lo hice sonriendo, sin importarme nada. Llegué a mi casa, toqué la puerta y me abrió mi mamá. Lo primero que hice fue abrazarla y llorar un poco más fuerte de lo que ya venía haciéndolo. Ella me consoló un rato hasta que me calmé y me preguntó cómo me había ido, qué había hecho. Le conté todo, le mostré la foto autografiada a mi hermano y di vueltas por mi casa esperando a que sean las 10.
Bajé las fotos al Facebook y puse las dos fotos, unidas por Photofiltre, de perfil, con la descripción "5putosañosesperandoestemomento. ¡Qué grosos que son!, no tuvieron ningún problema en sacarse una foto y charlar un rato. Primero Santi y el Topo y después Alvin, Santi y Rober :B", fue todo lo que me salió.
Una compañera comentó en una de las fotos que también iba con otra compañera y que me esperaba en su departamento. Así que agarré mis cosas: billetera, documento, entrada y cámara (al pedo, porque no la usé) y salí.
Justo pasaba el 5, le hice señas mientras corría hacia la esquina donde es la parada, pero el muy forro no paró, así que tuve que darme la vuelta donde pasa el 2, que también había llegado, así que mientras volvía a arrancar yo corría, levantaba el brazo y decía en voz baja "sheñol, ¡pare sheñol!" jajajaja, ya había enloquecido.
Como este colectivo no va a la plaza tuve que bajar antes, y aproveché para pasar por Elvis a ver si habían abierto las puertas, pero no, solamente había una larga cola. Llegué al departamento, esperamos a la otra chica y nos fuimos hacia el concierto.

Voy a aclarar que no saqué fotos porque por una vez en mi vida quise disfrutar un concierto a pleno, y así fue. Salté, grité, canté e hice todo con el doble de ganas, sin que me importe nada, porque esa noche significaba el cierre de ese hermoso día que había tenido. En un momento las dos personas que estaban al frente mío saludaron a Alvin y este les devolvió el saludo así que apenas pude lo saludé y vi como levantaba la mano y me saludaba con su mejor sonrisa. Es un groso, ya se lo dije.
"El hijo de Hernández", "Algo mejor que hacer", "Enamorado tuyo", "Nada es gratis en la vida" (¡con "El putón del barrio" incluido!), "Bipolar", "Miguel gritar", "Invierno del 92" (entre muchas otras) y, no podía faltar, "Yendo a la casa de Damián", hicieron mi noche. Ya en "Miguel gritar" se abrió un hueco y me metí para estar pegada a la valla y seguir cantando y gritando, mientras golpeaba el parlante que tenía al frente. 
Fue tanto lo que empujaban los de atrás que la valla se salió y nos fuimos un poco más adelante, fue genial.

Y como gran cierre cantaron "Me amo". No soy muy amante de esta canción, me gustaría que tocaran una más movida para el final, pero lo mismo la disfruté. Era el gran, gran, cierre de la noche y ahí estaba yo, cantando, haciendo mímicas con las manos y mirándolos a todos por última vez, porque ya se iban, porque hasta el año que viene no iban a volver.

Y yo sé que van a volver, ¿saben por qué? ¡porque sí! porque son así: a veces Raros, a veces Bipolares, pero siempre, siempre, ¡Porfiados! :D




O1/O8/2O13
Río cuarto ~ Elvis Bar.

2 comentarios:

Caami *,* dijo...

Ay que bonita historia jiji. Hey, no sabes la alegría que me da sabe que lo pasaste tan bien, te siento muy contenta, que me tienes sonriendo como tonta jajajaj.
Me alegro mucho que hayas estado con ellos :) se nota que lo pasaste increíble :DD y me alegra que hayan sido así de simpáticos.
Tienes suerte tú o: jajajaja siempre te sacas fotos con tus ídolos o: eres genia.

Besos!

Sofi-Ciel Errant- dijo...

Que linnnnnnndo, perdón por no leerla antes...
QUE PEDAZO DE EMOCIÓN, me emocioné al leer la entrada, te imagino a vos!
A mi me paso algo así con Carajo pero no en un hotel sino en la prueba de sonido y entiendo que tu mente se que en blanco, pero de todas formas, nada del mundo equivale a la emoción, adrenalina y felicidad de ese momento.

Me re alegro por vos, porque pudiste conseguir ese objetivo y fuiste y sos felizzzzzz, lindas las fotos y los autógrafos, te felicito por la paciencia :B

Abrazo n.n

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Visitas:

Páginas vistas en total