Seguidores

19.10.16

#Miércolesnegro.

00:06
    Recuerdo que cuando era un poco más chica leí un artículo sobre métodos de tortura utilizados en la edad media. Entre los métodos más horribles que nunca me podría haber imaginado, entre ellos me llamó la atención el empalamiento; un acto muy cruel a mi parecer. Me parecía horripilante.
    Hace casi dos semanas, en pleno siglo XXI y en mi país, Argentina, drogaron, violaron y empalaron a una chica de 16 años. Cuando me enteré de la noticia quedé perpleja, ¿en serio siguen pasando este tipo de cosas?. En mi mente algo se quebró, eso que creía que ya se había erradicado sigue ocurriendo incluso en estos días, después de miles de años.
    Ese "algo" no se trizó, se rasgó ni nada por el estilo: se quebró. Quebré ante tanta maldad en este mundo. Y mi propio mundo se hizo más claro y más consciente de todo lo que está pasando en este lugar donde habitamos. Empecé a ver todo con otros ojos, a comprenderlo de otra manera. Empecé a sentir enojo, tristeza, miedo, comprensión; todo junto.
    Me duele todo lo que está ocurriendo. Me duele tener que recordar todas las veces que fui acosada, que sentí miedo, que me sentí perseguida, desprotegida, de las veces que sobrepasaron mi límite personal y de la cantidad de veces que me quedé callada.
    Hoy, miércoles 19 de octubre nos vestimos todas de negro (o todOs, eso espero) para demostrar que estamos de luto, por todas las que no están y para hacer visible todo lo que ocurre cada día. Vamos a marchar y vamos a reunirnos en la plaza central de la ciudad.
    Hoy, digo basta a todo eso y voy a hacer lo que está a mi alcance para poner aunque sea mi granito de arena en esta causa para que las cosas empiecen a cambiar, porque me cansé de salir a la calle sabiendo que me tengo que cuidar de que no me pase nada.

No hay comentarios:

Visitantes recientes

Visitas:

Páginas vistas en total