Seguidores

20.9.16

Retomando.

22:58
    Con la escritura he llegado a plasmar los más profundos sentimientos: dolor, alegría, tristeza, euforia; todo con solamente unir palabras, formar oraciones y dejar una muestra de lo que sentí en ese preciso momento, todo de una. Me gusta escribir por todos lados. He llegado a escribir en cualquier tipo de superficie que encuentre, cualquier espacio, el cualquier momento. He llegado a escribir mientras escuchaba una clase o mientras hacía algo sumamente importante. Lo importante era tomar lo que tenía a mi alcance (lápiz y papel, el celular, la computadora) y empezar a largar todo lo que tenía.
    Cualquiera podría pensar que estoy loca por esto, pero me pone más loca saber que no escribo y que no utilizo un poco de mi tiempo para dedicarme a mí y a mi desacelerada mente.
    Escribo estas líneas después de haber pasado casi dos meses sin dedicarme a esto (¡qué vergüenza!). Ya estaba enloqueciendo, todo por culpa de dejar lo que más amo por generar una rutina que lo único que hizo fue traerme problemas.
    Aquí y ahora digo que me niego a volver a soltar esto que me apasiona, aunque me lo guarde para mí. No me importa, me hace feliz y con eso basta.

2 comentarios:

Aquamarine dijo...

Se lo que se siente estar lejos de lo que te apasiona! Espero vuelvas a escribir todas las superficies que te encuentres!

Te dejo un saludo en esta noche de nubes fugitivas!

Peter dijo...

Siempre se está a tiempo de volver a lo que amamos, y si eso que amamos lo guardamos para nosotros mismos, es aún mejor, porque no tenemos que rendir cuentas a nadie. Yo siento que mi blog es mi hogar, y creo que todos los que escribimos lo sentimos así, entonces no hay de que preocuparse, el hogar, a pesar del tiempo y la distancia, siempre sigue siendo el mismo.

Un abrazo!

Visitantes recientes

Visitas:

Páginas vistas en total