Seguidores

30.6.15

Un año atrás.

    Hoy me puse a ver entradas del año pasado en esta misma época. La puta madre, no recordaba lo mal que lo estaba pasando en este mismo momento hace 365 días atrás, si no fuera por esas entradas no podría ni acercarme a lo que solía sentir.
    Me alegra ver que eso no se siguió repitiendo y que hoy pueda decir que hice un cambio, un movimiento acertado y que ya no la estoy pasando así de mal.
    A mitad del año pasado estaba terminando el primer cuatrimestre y empezaba a prepararme para los finales y para un recuperatorio con ansias pero con un poco de cansancio. Dos o tres semanas después todo ese temor, ese cansancio, esos pensamientos oscuros, esas inquietudes y esos sentimientos escondidos se despertaron y se dispararon como balas. Mi vida era un quilombo, no sabía cómo ordenar todo lo que me estaba ocurriendo, no sabía qué hacer ni hacia dónde ir.
    Hice lo peor que se puede hacer en momentos así: me encerré en mí misma y me alejé de todos. Todavía recuerdo estar a las 3 de la mañana en la cocina con todos los apuntes desparramados sobre la mesa, llorando porque no quería seguir más con eso; no quería más ese sufrimiento, no quería esa angustia que me presionaba el pecho y no quería abrir la boca porque no quería decepcionar a mis padres.
    Todo empeoró cuando seguí humillándome y desaprobando finales. Mis demonios se alteraron con más fuerza y al haber terminado con todo lo que rendí decidí darme una última segunda oportunidad y anotarme y hacerles pagar a mis padres otro semestre. Gran, gran error. No estaba para una segunda ronda y lo sabía, pero aún así me metí cada vez más en ese hueco en el que ya tenía más de medio cuerpo metido. Era un infierno, pero decidí quedarme ahí.
    No sé cómo decir lo siguiente, pero no encuentro otras palabras para decir que a partir de ahí la empecé a pasar realmente para el orto. Odiaba todo, los odiaba a todos y por sobre todo me odiaba a mí misma por permitirme estar ahí. Me sentía una estúpida, una maricona y una buena para nada. Dejé que todo y todos me pasen por encima y no hacía nada al respecto.
    Me enfermé como nunca en mi vida, no solamente con fiebre y esas cosas, sino mentalmente; me dolía todo el cuerpo, me dolía pensar y hasta me dolía seguir existiendo. Volví a hacer pelotudeces que hacía antes y aunque me controlaba las hacía igual pero con menos riesgo.
    Nunca había estado tan mal en toda mi vida y lo peor de todo es que ahora me doy cuenta de que fue al reverendo pedo, porque tenía todo a mi alcance para cambiar toda esa mierda. Pero por suerte, gracias a muchas personas que me acompañaban musicalmente y a dos personas que un día me dieron una extensa e inesperada charla cada una, pude animarme y contar lo que más anhelaba hacer: dejar la carrera.
    Lo que ocurrió después de ese momento quedó por mi cuenta, es decir, después de ahí fue mi responsabilidad y mi obligación hacer que todo vuelva a su lugar. No fue fácil, pero después de casi 7 meses puedo decir que todo está valiendo la pena, que todo está terminando de acomodarse y, aún mejor, ¡todo está yendo para arriba, mejorando!. No voy a entrar a detalles, voy a dejar eso para la entrada de fin de año, pero sí voy a decir dos cosas:
    - Todo esto está valiendo la pena y espero nunca volver a pasar por algo así.
    - Aprendí que no vale la pena estar mal todo el tiempo, es al pedo y es mejor usar esa energía para levantarte y seguir adelante en vez de tirarte para abajo.

    Esto es todo. Me hacía mucha falta largar todo lo que tenía en mente.

28.6.15

Amo el frío.

23:12
    Una gran verdad sobre mí es que no solamente amo el otoño y el invierno, sino que también amo estar con frío. Sí, así como odio tener calor y andar toda pegoteada, me encanta tener frío y sentir como ese escalofrío que recorre mi cuerpo. Es difícil de explicar, pero real.
    Me di cuenta de esto hace un rato cuando caí en la cuenta de que me paso todo el día tapada y con el calefactor al máximo en vez de disfrutar de esta agradable ausencia de calor.
    Invierno no te vayas nunca♥

27.6.15

#LoveWins

    Como que tendría que estar más contenta de que esto se haya dado en el país en donde vivo que en otro lugar, pero de la misma forma en que ocurrió en Argentina en el 2010 me pone muy feliz de que se hayan dejado de romper las bolas y de que por fin hayan aceptado la ley de matrimonio igualitario en todos los Estados de USA.
    Me alegra vivir esto en tiempo real.

    Esto ocurrió ayer, pero lo vi tarde y ni ganas de ponerme a escribir. Mi compu estaba como:

21.6.15

¡Vacaciones!


    Hace bastante que no escribo por acá. La verdad me hizo muy bien desconectarme de todo un rato, dedicarme a mis cosas y disfrutarlas al máximo.
    Ni siquiera sé por dónde empezar, han pasado tantas cosas que si quisiera contarlas a todas no me alcanzaría el tiempo ni las ganas.
    Lo que destaco de todo es que en la uni me está yendo bien, dentro de todo... excepto por una materia donde desaprobé un práctico oral (lo cual no me sorprende para nada). Por otro lado, hice un muy buen grupo de amigas, todas con mi mismo sentido del humor y con las mismas ganas de aprender idiomas que yo. Me pone feliz ver que estas personas son fieles, que tenemos pensamientos muy parecidos y que además veo en sus comportamientos que son sinceras ante todo.

    En cuanto a las vacaciones me tomé este fin de semana para descansar de todo, para distenderme, pero mañana ya empiezo a salir y a hacer cosas.
    Como es común en mí, me armé una pequeña lista con todo lo que quiero lograr en estos 50 días de descanso, desde terminar trabajos de la uni hasta terminar las series que tengo pendientes y la que comencé el viernes, "Breaking bad". También tengo algo más pendiente, pero quiero dejarlo acá porque sé que si pienso mucho en eso y lo divulgo mucho puede llegar a existir un 90% de probabilidades de que no se cumpla; y la verdad no quiero eso.

    En fin, no descarté el uso del Blog en la lista, así que ahora voy a publicar más por acá. Tengo un par de cosas para subir acá, como descubrimientos musicales y escritos.

13.6.15

Una semana más.

22:22
    Estoy deseando con todas mis fuerzas que la semana que viene se pase rápido, porque el 19 de junio termina el cuatrimestre ¡y voy a tener casi dos meses de vacaciones!
    En realidad no voy a estar tan al pedo como quisiera, pero al menos no voy a tener que viajar a la Universidad ni tener que bancarme que los colectivos pasen a la hora que se les cante el culo. Voy a tener que hacer un par de trabajos y cuando haya entregado todo voy a ser completamente libre!

2.6.15

Personas idiotas y él.

    Necesito descargarme ahora mismo, sacar todo lo que estoy pensando desde hace unos días.
    Esta persona, culpable de mis años de mierda en el colegio, golpeador y de esos que se hacen los vivos, está en una foto con la bandera #NiUnaMas... ¿es en serio? ¿a quién querés engañar?
 A mí y a otras chicas más nos hizo la vida imposible, nos agredía física y psicológicamente, nos pedía perdón y después volvía a hacer las mismas pelotudeces. Cuando terminamos el colegio pensé que iba a cambiar de actitud, pero al poco tiempo me enteré por una chica que fue compañera de él en los últimos años del secundario, que una noche se puso en pedo (o borracho), la insultó a ella y a sus amigas y después la golpeó... y ahora lo veo en esa foto. ¿Hipócrita quién?
Hace falta que mañana lo vea en la marcha y ahí sí que voy a tener ganas de mandarlo a la mierda. Realmente creo que es muy raro que una persona que no se haya hecho tratar o que no haya tenido un caso cercano cambie de esta forma. Reslamente dudo mucho que él haya hecho un cambio tan radical.

Visitantes recientes

Visitas:

Páginas vistas en total